Como decían nuestras progenitoras en las mañanas: “a levantarse niños que hay que ir a la escuela (o trabajo)”, lo mismo nos pasa a muchos al empezar este nuevo año.

Después de unas (espero) placenteras y restauradoras vacaciones navideñas, es la hora de aterrizar e ir planeando cómo sobrevivir en este año tan singular.

La opinión de muchos sesudos economistas, politólogos y opinionólogos de café, la cual comparto, es que va a estar muy complicado y los vaivenes que nos esperan van a ser muy pronunciados.

Las variables e indicadores para presupuestar y hacer políticas van a tener rangos más abiertos y, por lo pronto, me reservo por unas semanas mi opinión.

Aunque suene algo repetitivo, las noticias internas se van a basar, sin llevar un orden, en el desarrollo y término de la campaña electoral y sus consecuencias a corto y mediano plazo. A los escándalos financieros por corrupción, la inestabilidad delictiva y cómo se contiene, y a diversos rumores y tácticas que buscan generar desconcierto y molestia en los electores.

Del exterior nos vienen vientos huracanados tanto por el resultado de la negociación del TLC, demagogia errática y populista, actos terroristas en todo el mundo y su, cada vez más difícil, contención, el precio del petróleo y aunque va bien en lo general, el desarrollo económico de Estados Unidos y en menor grado de la Comunidad Europea y Asia.

Toda esta fragilidad puede resultar en mayor inflación, pérdida de empleos estables, menor inversión directa y desempleo, movimiento en la tasa de cambio y otros factores. En resumen: seguimos en una época crítica duradera por años. No se les olvide solicitar nuestro libro gratuito al 55 52948407 o a irma.direccion@hotmail.com.

Si ya están listos, hay que empezar a planear cómo proteger nuestras operaciones y la falta de liquidez que puedan provocar. Revisar los costos presentes y proyectados, bajar gastos innecesarios, cobrar de manera más agresiva, pero respetable y en ciertos casos de manera legal o judicial. Buen control de inventarios y planear inversiones rentables.

Las condiciones del mercado pueden variar de un mes a otro y hay que tener planes alternativos para nuestros productos, servicios y a los mercados que atendemos, incluso nuevas áreas de oportunidad. Ser creativos es vital.

No esperamos sorpresas en alzas súbitas de impuestos, el mercado libre de gasolinas debe ser monitoreado. En principio, el panorama macroeconómico se ve bien y controlado, pero no descarten alguna sorpresa. Hay que monitorear el panorama sin fake news o alarmismo exagerado.

A nivel familiar procure, como siempre, resaltar la armonía, resolver conflictos rápidamente para evitar problemas, proteger su patrimonio sin incurrir en riesgos innecesarios y alta especulación, además de que es momento de evaluar su situación personal, la sucesión y diseñar estrategias para la continuidad de su negocio con estructuras dinámicas y flexibles.

¿Ya están listos, mis queridos lectores? Pues a trabajar como siempre para salvar este año tan lleno de dudas y retos.

Buena suerte y estén atentos.

Salo Grabinsky

gzsalo@gmail.com

irma.direccion@hotmail.com

Teléfonos: (55) 52-94-84-07 y (55) 52-94-86-33