No todo lo que vemos es malo, aún con el ambiente deteriorado y nubes en el panorama. Con optimismo realista, evaluaremos ciertos acontecimientos que nos gustan y, por supuesto, estamos preocupados por otros. Primero, lo bueno:

a) El compromiso con las víctimas de los terremotos ha dado frutos. La respuesta de los ciudadanos, sobre todo jóvenes millennials y las autoridades, demuestra que somos un pueblo solidario que acude a desastres con un esfuerzo conjunto. Falta bastante por hacer y años para reconstruir lo perdido, así es que hay que seguir cumpliendo con nuestro deber cívico y moral. El apoyo de otros países también se agradece.

b) ¿Se acuerdan de una serie que escribí a principios de este año para Excélsior y otros medios, llamada Las empresas familiares en épocas críticas? Pues gracias a la gentileza y responsabilidad social de amigos y asesorados, tales como Rosalinda Pizarro y Alejandro Mancera de Espacio Empresarial, empresa capacitadora y consultora a Pymes, premiada por su labor, esta serie ha sido publicada como Guía Práctica y distribuida a sus clientes y amigos con gran éxito. Además, otras empresas e instituciones que prefieren estar en el anonimato ya financiaron otras reediciones que próximamente saldrán de la imprenta para seguir distribuyéndolas de manera gratuita, a las empresas familiares que lo soliciten (fin de noviembre) y continúo obteniendo más apoyos para futuras ediciones. Es nuestra manera de hacer patria en vista de las turbulencias actuales. Estamos viendo la forma de que puedan pasar a recoger esta guía a nuestras oficinas mandando un correo-petición a gzsalo@gmail.com o irma.direccion@gmail.com. Haremos lo posible para que nos den suficientes ejemplares. Estoy muy orgulloso de este proyecto y sigo dando frecuentes conferencias y seminarios de estos temas a los que lo soliciten.

c) En un programa de radio con Eddy Warman (88.9 FM en la CDMX) me preguntaron qué deben hacer las empresas ante los desastres y, aparte de la Guía Práctica antes citada, les recomiendo que, además de evaluar los daños físicos y la reducción de su mercado, racionalicen sus gastos y exploren las ventanas de oportunidad que se presentan antes de que se las ganen. Como dicen en China: crisis=oportunidad.

Mis preocupaciones:

d) No cesa la inseguridad en casi todo el país por luchas internas entre bandas, pero que afecta a inocentes. Las autoridades no han podido reducir este flagelo y el problema nos preocupa a la comunidad en todos sus aspectos.

e) El estira y afloja en las negociaciones del TLCAN se agudizará. Nadie sabe a ciencia cierta si son las mañas de nuestros vecinos u otra cosa más seria. A todos nos conviene continuar con el tratado, pero con modificaciones razonables.

f) Últimamente hemos sufrido situaciones con empresas capacitadoras poco éticas que abusan y piratean seminarios de empresas familiares, cuya propiedad intelectual está debidamente registrada. Además, no pagan a sus instructores y abusan de los asistentes. Para más información, comuníquense por favor y los dirigimos a instituciones honestas y de prestigio.

Salo Grabinsky

gzsalo@gmail.com

irma.direccion@hotmail.com

Teléfonos: (55) 52-94-84-07 y (55) 52-94-86-33