Como todos los fines de año, el “tío Salo” les manda a los emprendedores, sus familias, amigos y demás queridos lectores algunos consejos y, sobre todo, mis deseos de felicidad, mucha salud y algunos excesos decembrinos, pero que sean temporales por favor que viene un año muy arduo. Ahí les van:

1.- Deje en paz sus preocupaciones por un periodo corto, pero muy saludable. Dedíquese a estar en familia, gozar a hijos y nietos, apapachar a los padres y cónyuge que son, por mucho, lo más importante en la vida. Goce la convivencia, perdone lo perdonable y deje los pleitos y rencillas para después. ¡A descansar física y mentalmente!

2.- Haga algún ejercicio que lo estimule, sin exceso, y busque a amigos olvidados para restablecer esa relación que es muy agradable. No le haga caso (por un rato) a los rivales y otras personas que lo irritan. Ya tendrá tiempo para lidiar con ellos después.

3.- Con lo que tenga dispuesto para vacaciones u otros gustos trate de ser mesurado y no entre en deudas excesivas. Le recuerdo que la cuesta de enero se puede alargar muuuuuchos meses. Cuide su dinero y goce prudentemente.

4.- Conozca México, que es precioso y hay de todo para todos los gustos. Nosotros vamos, de nuevo, al Bajío a pesar del frío, pero es muy visitable. Vaya a posadas, conciertos y museos, además de las bellas tradiciones decembrinas.

5.- En general, recupere fuerzas para aguantar el año turbulento que nos viene encima. Es una época crítica, pero ni modo, hay que afrontarla.

Algunas peticiones:

A.- A las autoridades: No nos den sorpresas de principios de enero, ni tampoco después.

Ya estamos bastante traqueteados e intranquilos sin más sustos.

B.- A los candidatos(as) de cualquier partido o independientes: No nos sofoquen con anuncios y llamadas que sólo saturan el ambiente y nos cuestan a todos una millonada. También les SUPLICAMOS que ¡no hagan promesas falsas o imposibles de cumplir, sólo por llegar al poder! No es justo embaucar a los más crédulos, ni dar dádivas para comprar el voto. A ver si en 2018 se reducen (jamás se acabarán) los golpes bajos y falsos rumores. ¡Abusados amigos electores, que ahora hasta los rusos se entrometieron en campañas en varios países!

C.-Amigos ciudadanos, sean más conscientes de sus responsabilidades y entiendan por quién van a votar y por qué. No se vayan por la finta o sus instintos, sino juzguen por sus acciones. Usen la lógica y no la bilis para escoger. Eso sí, VAYAN A VOTAR, porque abstenerse es aceptar seguir siendo víctimas.

D.- Por último, a los malosos, por favor, tomen unas vacaciones y dejen que pasemos las fiestas tranquilos, en familia y sin zozobras. Dense un recreo, por favor.

Dicho lo anterior, me voy de vacaciones a leer, gozar el país y estar con mi familia. ¡Felices fiestas!

 

Salo Grabinsky

gzsalo@gmail.com

irma.direccion@hotmail.com

Teléfonos: (55) 52-94-84-07 y (55) 52-94-86-33