Al Dr. Eduardo Ortega q.p.d., con indignación

Entre mis amigos asesorados hay de todo, desde empresas de giros tradicionales pasando por negocios con cierta complejidad en la elaboración de artículos y prestación de servicios hasta negocios con tecnologías de punta a nivel mundial. Hay universidades y escuelas de avanzada donde frecuentemente salen innovaciones y premios a estudiantes e investigadores que por apatía o desconocimiento, no son suficientemente aprovechados por emprendedores y empresarios.

En lo álgido de las campañas electoreras­­ de nuestros vecinos, la posible salida de Inglaterra de la Unión Europea y otros asuntos ,se ataca al libre comercio y los tratados que han regido las relaciones económicas de muchas áreas por décadas. Las razones, dependiendo de la ideología del candidato(s) raya desde la explotación de los grandes consorcios a millones de personas con salarios de hambre y condiciones terribles, hasta la pérdida y cierre de negocios en países y zonas industriales creando desempleo masivo y ciudades quebradas. Ambos extremos tienen, es justo decirlo, una parte de verdad, pero su maniqueísmo sirve para atrapar futuros votantes en sueños y promesas irrealizables. ¿Ustedes creen que regresarán las empresas de acero o la electrónica y automotriz a Europa occidental, Japón o Estados Unidos? Y, además que los costos de producción, no sólo de salarios sino generales van permitir a esas empresas vender sus productos y obtener flujos y utilidades razonables? La contestación es obviamente que no, pero así se ganan votos fáciles en todas partes. Prometer no empobrece.

Lo importante es que empiezan a salir publicados artículos que cuestionan estos planteamientos simplistas y que, además dan datos probados. Ejemplos:

a.- Empresas que cerraron y o crearon desempleo se mudaron por tener una tecnología obsoleta y la reconversión era impagable, amén de que los sindicatos las bloquearon y…se hicieron el harakiri.

b.- Ciudades como Detroit, cuna de la industria automotriz quebró y apenas ahora empieza una penosa recuperación . Sin embargo un articulista plantea la situación de Akron, Ohio otrora poderosa zona industrial de la industria llantera entre otras y que ahora es un ejemplo de negocios de alta tecnología, buenos sueldos y cooperación con institutos de investigación y académicos.

c.- Es fácil culpar a los inmigrantes ilegales (de los que hay que resolver su situación, por supuesto) pero tanto ellos, las importaciones masivas provenientes de China, India y México les han abaratado la vida a la mayoría de los norteamericanos. Nadie acepta los sueldos con los que se explota a los indocumentados.

d.- El mayor reto es, sin duda, todo lo relativo a las tecnologías, informática, bioteconologías, y muchas áreas más que van a cambiar el mundo, el comercio y lo laboral. Los sindicatos tienen razón de estar preocupados por sus asociados y su propia existencia,pero deben hacer cambios radicales si quieren sobrevivir.

Total, el libre comercio internacional requiere arreglos, pero no es la causa principal de los problemas. El mundo nuevo ya está aquí.

¿Qué vamos a hacer los emprendedores al respecto?

Salo Grabinsky

gzsalo@gmail.com

irma.direccion@hotmail.com

Teléfonos: (55) 52-94-84-07 y (55) 52-94-86-33