Continuando con las sombras del panorama del final de este año y el 2018, vamos a comentar sobre las elecciones:

Procesos de elección de candidatos: Para los que les gusta el chismorreo, tienen ahora un periodo excelente para las apuestas. Van a estar entretenidos porque, al momento de escribir este artículo, está muy intensa la liturgia priista, además de que, al parecer, la “caballada” de los tapados no está tan flaca como en otras elecciones. Veremos la decisión de la jerarquía eclesiástica y la reacción de sus feligreses, tanto del partido en cuestión como de los de otras idiosincrasias (que no ideologías). De que la tiene difícil el ungido por el PRI no lo duden, porque, como dicen sesudos comentaristas que sí saben de estos temas, tiene a un rival fuerte, AMLO, que lleva décadas en campaña, además de ver quién sale electo candidato del berenjenal del Frente o Pacto ciudadano con partidos de variopintos colores medio unidos para dar la pelea, a pesar de sus notorias divergencias.

El fenómeno de la grilla política, habitual en estos tiempos preelectorales, está complementado por un intenso “chapulineo” que, con excepción del partido oficial, donde casi campea su ancestral disciplina, los demás se la pasan saltando. Este es sólo el principio, porque a quienes les disgustó que no los tomaran en cuenta van a buscar abrigo (o sea su hueso) donde puedan.

Luego vienen los “independentistas” (¡no de Cataluña, por favor!) sino candidatas y candidatos que se fueron por la libre y que, con muchas trabas para afiliar gentes, son casi todos desconocidos por la población y tienen pocos recursos para hacer campaña en comparación con los partidos políticos. Están haciendo su luchita. Van a quedar a lo mucho dos o tres contendientes. Habrá que ver si nos dan una sorpresa mayúscula en julio de 2018.

De los otros miles de candidatos a legislaturas federal y locales, gobernadores y alcaldes, no tengo la menor idea, excepto que ya están muy activos buscando apoyos y moviendo fichas. La ausencia de autoridades electorales y del fiscal Anticorrupción es, por decirlo suavemente, un evento preocupante y que se presta lógicamente a malos entendidos y elucubraciones que afectan a todo el ambiente electoral y crean un clima de escepticismo generalizado. Hay que finiquitar ese asunto a la brevedad.

Como dicen los que saben de estos menesteres, las sombras en este periodo no ayudan más que para hacerlo más complejo, creando sospechas, fake news y alarmismo que puede dar al traste con los demás factores que inciden en el país.

La actuación inicial ante los terremotos fue, hasta ahora, un ejemplo de solidaridad y de razonable actuación de los gobiernos, de las Fuerzas Armadas y, obvio, de la población. La reconstrucción va a ser criticada y causará pérdidas de votos a los que no apoyen honestamente a ese esfuerzo, además de ser moralmente básico el hacerlo. Los candidatos deben hacer campañas abiertas sin promesas populistas.

Se ve complicado el panorama electoral.

Continuará…

Salo Grabinsky

gzsalo@gmail.com

irma.direccion@hotmail.com

Teléfonos: (55) 52-94-84-07 y (55) 52-94-86-33